Hoy desde el Aula Cultural de Enoturismo y Turismo Gastronómico de la Universidad de La Laguna, queremos homenajear a todas las mujeres que desarrollan un trabajo invisible y que llevan siglos siendo el sustento de los pueblos. A ese trabajo poco gratificado y valorado, que se añade al trabajo doméstico y de cuidado que desempeñan las mujeres de forma general.

“Las mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial y el 43 por ciento de la mano de obra agrícola. Labran la tierra y plantan las semillas que alimentan naciones enteras. Además, garantizan la seguridad alimentaria de sus comunidades y ayudan a preparar a esas comunidades frente al cambio climático” (…) y se reconoce “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

Resolución 62/136 , de 18 de diciembre de 2007 de la Asemblea General de la ONU